Sólo es un cambio de forma.

La manipulación mental que estamos viviendo, basada en el 𝐦𝐢𝐞𝐝𝐨, no es nueva.⁣

Cambia la forma, no el contenido.⁣

Hoy la excusa es un virus. ⁣
Antes lo fue un Dios (Bíblico) iracundo, ante el cual habíamos pecado y que pedía nuestro castigo.⁣

Paradigma científico o religioso, ⁣
da igual.⁣

Alguien siempre nos va a salvar.⁣
El poder lo tiene otro….⁣
y lo entregamos gustosos, porque eso es lo que hace el miedo.⁣

Tenemos esa costumbre de percibirnos indefensos.⁣

Esa comodidad – que no es gratuita, nos relega al lugar de títeres.⁣
Nos hace seguir creyendo que algo externo nos va a salvar…⁣
o que necesitamos ser salvados.⁣

Nos volvemos espectadores pasivos de nuestra vida.⁣
El 2020 llegó más literal: con la boca tapada y adentro de casa.⁣

Pero no es un tema de culpas, ni de buenos o malos.⁣

Cada uno vive su propia película.⁣
Todo es un reflejo.⁣
Lo que estoy viendo refleja mi miedo inconsciente y la creencia de que soy cuerpo y soy frágil. ⁣

No hay más.⁣

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí...

Mi nombre es Mercedes Zubiarrain, tengo 39 años, y nací y vivo en Buenos Aires. Aunque parezca ya de otra vida, alguna vez estudié y me recibí de Publicidad. Tuve siempre mi lado B que me llevaba a incursionar en talleres de Reiki, Registros Akáshicos, a meditar…

Tuve algunos emprendimientos hasta que por fin entendí de qué iba la cosami cosa. Cambié “producto” por “servicio” y me convertí yo en la materia prima.

Mi lado B se transformó en todos mis lados, y ya no hubo vuelta atrás. La puerta de entrada fue la Decodificación Bioemocional, que luego me llevó a conocer la Nueva Medicina Germánica, SAAMA… y es un camino que nunca termina.

Atiendo consultas en Casa Florida 1336, que es el espacio físico que me unió con hermosas mujeres, hermanas, con las que comparto este viaje. Voy y vengo por muchos lugares – Chamanismo, Plantas Medicinales, Física Cuántica, Un Curso de Milagros…investigo, quiero ¨entender¨, y así es que voy poniéndole el cuerpito a todo lo que resuena.

Y no soy escritora pero escribir me da placer. Escribir es hoy el lugar desde donde me miro, me transformo. Es mi forma de medicina.