Pasar la página.⁣

𝐓𝐚𝐥 𝐯𝐞𝐳 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐫 𝐥𝐚 𝐩á𝐠𝐢𝐧𝐚, ⁣
𝐨 𝐜𝐚𝐦𝐛𝐢𝐚𝐫 𝐝𝐞 𝐜𝐚𝐩í𝐭𝐮𝐥𝐨,⁣
𝐬𝐞𝐚 𝐧𝐞𝐜𝐞𝐬𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐯𝐚𝐜𝐢𝐚𝐫𝐬𝐞.⁣
𝐕𝐚𝐜𝐢𝐚𝐫𝐬𝐞 𝐲 𝐯𝐚𝐜𝐢𝐚𝐫𝐧𝐨𝐬.⁣

Desde la Decodificación Bioemocional sabemos que, cuando aparece el síntoma en la persona, en el 90% de los casos ⁣ya nos está mostrando que el proceso de curación está llevándose a cabo.⁣
El cuerpo nos muestra que se está reparando.⁣
Eso descubrió el Dr Hamer con ⁣las 5 Leyes Biológicas de la Nueva Medicina Germánica.⁣

Qué quiere decir esto?⁣
Que cuando manifestamos dolores, inflamaciones, procesos febriles, ataques de asma, infartos, etc, son procesos que sólo dan cuentan que nuestra biología está atravesando la fase de curación. ⁣

Es decir, que si no entendemos los síntomas como parte de un proceso, y los tomamos como una ¨enfermedad¨ en sí misma, confundimos lo que sería la etapa final de nuestra curación⁣ con un conflicto activo, llevándonos, tal vez, a desanirmarnos, pelearnos con nuestro propio cuerpo, con nosotros mismos, etc.⁣

Este paralelismo para hablar ahora, ⁣
no ya del inconsciente individual sino del colectivo, que también ¨biologiza¨. Miedo, exceso de individualismo, confusión, luchas de poder, manipulación, corrupción…⁣

Intenso y vertiginoso.⁣
Ya no hay medicamentos que tapen los síntomas.⁣

La buena nueva es que estamos en fase de curación.⁣
O así me gusta pensarlo.⁣

Veamos el bosque y no el árbol.⁣

Aunque duela, incomode o moleste, dejamos que el proceso tome su curso porque entendemos que la naturaleza y nuestro cuerpo poseen una sabiduría innata.⁣
Todo siempre tiende al equilibrio.⁣

Sabiendo que no tenemos el control, acompañamos, aprendemos y revisamos en nosotros todo aquello que ya no queremos más.⁣

No podemos pretender que el mundo despierte si nosotros mismos seguimos dormidos.⁣
…y el día que despertemos ya no pretenderemos que nada externo cambie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí...

Mi nombre es Mercedes Zubiarrain, tengo 39 años, y nací y vivo en Buenos Aires. Aunque parezca ya de otra vida, alguna vez estudié y me recibí de Publicidad. Tuve siempre mi lado B que me llevaba a incursionar en talleres de Reiki, Registros Akáshicos, a meditar…

Tuve algunos emprendimientos hasta que por fin entendí de qué iba la cosami cosa. Cambié “producto” por “servicio” y me convertí yo en la materia prima.

Mi lado B se transformó en todos mis lados, y ya no hubo vuelta atrás. La puerta de entrada fue la Decodificación Bioemocional, que luego me llevó a conocer la Nueva Medicina Germánica, SAAMA… y es un camino que nunca termina.

Atiendo consultas en Casa Florida 1336, que es el espacio físico que me unió con hermosas mujeres, hermanas, con las que comparto este viaje. Voy y vengo por muchos lugares – Chamanismo, Plantas Medicinales, Física Cuántica, Un Curso de Milagros…investigo, quiero ¨entender¨, y así es que voy poniéndole el cuerpito a todo lo que resuena.

Y no soy escritora pero escribir me da placer. Escribir es hoy el lugar desde donde me miro, me transformo. Es mi forma de medicina.