¨Psicología de las masas¨ – Gustave Le Bon

“Miles de sujetos separados entre sí, en un determinado momento y bajo la influencia de ciertas emociones pueden adquirir características de una masa psicológica.⁣

La imaginación representativa de las masas, al igual que la de todos los seres en los que no interviene el razonamiento, puede ser profundamente impresionada… ⁣

¿Cómo impresionar la imaginación de las masas? ⁣
No son los hechos mismos, en sí, los que afectan la imaginación popular, sino la manera de como se presentan. ⁣
Tales hechos tienen que dar lugar a una impresionante imagen que obsesione el espíritu. ⁣

Conocer el arte de impresionar la imaginación de las masas es equivalente a conocer el arte de gobernarlas”.⁣

“Para vencer las masas se tiene que tener en cuenta primeramente los sentimientos que las animan, simular que se participa de ellas e intentar después modificarlas.⁣

La afirmación de las cosas, de forma simple – desnuda de todo razonamiento y de toda prueba – constituye un medio seguro para hacer penetrar una idea en el espíritu de las masas. ⁣
Cuanto más vacía de pruebas y demostración, tanta más autoridad posee.⁣

Y cuando una afirmación ha estado suficientemente repetida, con unanimidad en la repetición, se construye aquello que se llama una corriente de opinión e interviene el potente mecanismo de contagio. ⁣
En las masas, los sentimientos, las emociones poseen un poder contagioso tan intenso como el de los microbios. ⁣

El contagio no exige la simultánea presencia de individuos en un solo punto, se puede verificar a distancia bajo la influencia de determinados acontecimientos.⁣

El contagio es tan potente que impone a los hombres, no solo ciertas opiniones, sino también determinadas maneras de sentir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí...

Mi nombre es Mercedes Zubiarrain, tengo 38 años, y nací y vivo en Buenos Aires. Aunque parezca ya de otra vida, alguna vez estudié y me recibí de Publicidad. Tuve siempre mi lado B que me llevaba a incursionar en talleres de Reiki, Registros Akáshicos, a meditar…

Tuve algunos emprendimientos hasta que por fin entendí de qué iba la cosami cosa. Cambié “producto” por “servicio” y me convertí yo en la materia prima.

Mi lado B se transformó en todos mis lados, y ya no hubo vuelta atrás. La puerta de entrada fue la Decodificación Bioemocional, que luego me llevó a conocer la Nueva Medicina Germánica, SAAMA… y es un camino que nunca termina.

Atiendo consultas en Casa Florida 1336, que es el espacio físico que me unió con hermosas mujeres, hermanas, con las que comparto este viaje. Voy y vengo por muchos lugares – Chamanismo, Plantas Medicinales, Física Cuántica, Un Curso de Milagros…investigo, quiero ¨entender¨, y así es que voy poniéndole el cuerpito a todo lo que resuena.

Y no soy escritora pero escribir me da placer. Escribir es hoy el lugar desde donde me miro, me transformo. Es mi forma de medicina.